martes, 2 de junio de 2009

¿Quién se mira y sabe
sentirse a gusto?
Si al menos los espejos solo dieran el mejor
de los pérfiles,
ese curriculum de mentiras pequeñas
en que nos queremos convertir.

Yo sí me vendería, aunque no hoy.

Pero veo pasos
ajenos
en el cristal enorme. Estar atento.
Decir.
Callar.
Guardar silencio no es lo mismo. Yo velé
por el silencio y ella puso mala cara.

También su rostro al fondo del espejo,
dondo solo queda luz o sombra, el gris
es un estado transitorio,
pudiera parecer violeta.

También sus pasos, más extarños cada vez.
Todo ensucia a su manera.

Si al menos solo fuera
mi rostro y yo pudiera...

ya sabeis,

elegir.

..........Tan solo es eso.