martes, 2 de junio de 2009

En cada nudo escurre un
paisaje
cerrado, bodegones con botellas
de plático rellenas
de agua de grifo,
televisores.
....................Y la ceniza del tabaco
prolonga
los tiempos de silencio.

Aspira fuertemente su cansancio,
termina el día,
arrástrate a flotar como te enseñan.

En unas horas volverá el carmín al labio
y elegiremos la mentira
si somos elegidos.

Cuento las estaciones por sus aves.
Por eso sé que amar es siempre estar a punto
de fracasar dos veces.