miércoles, 8 de abril de 2009

silencio de napalm
en la frontera de una boca.

difícil amueblar
el corazón de los otros,

plantar la flor en las entrañas
del suelo levantado de la vida
pasada.

es fácil desdecirse, andar liando... pero
¿quién pone cara a la pared
la colección de sus retratos

y las fotografías
de grupo, y el papel brillante de envolver?
decid vosotros, otros que sois tú y yo,
¿quién se niega sin torcer el gesto,
sin arruinar la mueca?

tan solo es más,
más de lo mismo.